Razones de nuestra metodología

Un proyecto de tecnologías de la información es algo más que una instalación de una nueva herramienta de trabajo. Debe convertirse en el motor que impulse la evolución, la modernización y la competitividad de la empresa.

La experiencia demuestra que la implantación se suele centrar en los aspectos tecnológicos basados únicamente en instalar un producto. Este enfoque ha provocado grandes fracasos, que quedan reflejados en estudios como el de Booz-Allen & Hamilton, que señala que sólo el 10% de las implantaciones de soluciones ERP respetan el tiempo, presupuesto y funcionalidades previstas. Por todo ello, disponer de una buena metodología de implantación, profesional y eficaz cobra una gran importancia.

Cada vez resulta más patente que en un proyecto de actualización de los sistemas de información pierden importancia condicionantes técnicos y ganan peso específico otros como, por ejemplo:

  • El control de costes y el retorno de la inversión
  • El cumplimiento de plazos
  • La adecuada coordinación del proyecto
  • La adecuada formación del personal
  • La implicación de la dirección y los usuarios
  • El equilibrio de expectativas en los diferentes niveles de la organización
  • El valor añadido y experiencia aportados por el proveedor